Ferrocarril en Jordania

La historia del ferrocarril en Jordania, ha tenido un desarrollo bastante accidentado. En las tierras del actual reino Hachemi, se conoce y usan los ferrocarriles desde los inicios del siglo XX. Fueron construidos por razones de tipo comercial, religioso y militar y además, como sucedáneo de las antiguas y tradicionales caravanas de camellos. El primero de los ferrocarriles del que se tiene noticia fue construido por los turcos otomanos entre los años de 1900 y 1908.

En aquellos tiempos, cerca de 5.000 soldados turcos estuvieron trabajando tanto en la construcción y preservación como en la defensa de las obras. No obstante sufrir grandes contratiempos, los trabajos de construcción pudieron ser completados. Dos fueron los más graves problemas confrontados: uno, la oposición de las comunidades locales y el otro las condiciones del escenario que en algunas áreas variaba entre arenas blandas y roca sólida.

Desde el punto de vista religioso, el ferrocarril servía a los propósitos del peregrinaje de los musulmanes hacia los lugares sagrados del Islam que ubicados en la Península arábiga. Una de las líneas principales hacía posible la conexión entre Damasco y Medina; tenía una extensión de más de 1300 kilómetros. En este trayecto pasaba por las ciudades de Az-Zarqa, Al-Qatranah y Ma’an en la actual Jordania y luego se dirigía a Hejaz en el oeste de Arabia Saudí.

Al mismo tiempo, además de comunicar a Siria y Arabia a través de Jordania, el ferrocarril tenía una vía que se extendía hasta la ciudad portuaria de Haifa en la costa mediterránea (en el actual Israel). Si se les mira desde la óptica de los intereses militares, los ferrocarriles eran de una gran utilidad para que el Imperio Otomano mantuviese un efectivo control de los territorios más lejanos sometidos a su dominio.

el ferrocarril en jordania

El Ferrocarril en Jordania y los conflictos bélicos del siglo XX

Esta primera línea del ferrocarril en Jordania fue inaugurada en el mes de septiembre del año de 1908. En sus primeros años de su establecimiento, el tren llegó a transportar cerca de 300.000 pasajeros cada año. Los viajeros no eran exclusivamente los fieles peregrinos que se dirigían a la Meca o Medina, el Imperio Otomano solía emplearlo para el transportar hombres y equipos militares durante la Primera Guerra Mundial desarrollada entre 1914 y 1918.

Y como era de esperarse, durante mucho tiempo se llevaron a cabo numerosos intentos de destruir diversos trechos de la vía del tren con el objetivo de impedir el avance de los soldados turcos. En ocasiones, hubo tramos que sufrieron considerables daños como fue el caso del enlace entre la ciudad de Ma’an en Jordania y la ciudad de Medina en Arabia Saudí.

La historia cuenta que la mayoría de esos actos de sabotaje fueron impulsados, planeados y realizados por el famoso Lawrence de Arabia (T. E. Lawrence) militar inglés quien junto con la colaboración de fuerzas militares irregulares árabes, hizo volar las vías férreas y descarrilar trenes y vagones que transportaban tropas al frente de batalla. Al término de la guerra el sistema ferrocarrilero quedó bajo el dominio de Siria, Palestina y la Transjordania de entonces.

El Proyecto Nacional del ferrocarril jordano en la actualidad

El ferrocarril es uno de los vehículos de transporte terrestre que con el tiempo ha venido cobrando mayor significación. Desde hace mucho ha sido considerado como el medio idóneo para mejorar y robustecer una fluida comunicación con las naciones vecinas de Siria, Irak y Arabia Saudí. Durante muchos años se han venido desarrollando estudios para la construcción de un tramo de más de 1000 Km. de vías férreas que atraviese el país de norte a sur.

Esos estudios forman parte del Proyecto Nacional del Ferrocarril de Jordania y por supuesto, se está hablando de un proyecto cuyo interés central es que tenga un alcance nacional. Los planes acerca del ferrocarril en Jordania contemplan la construcción de un tren ligero entre las ciudades de Amman y Zarqa. El proyecto consiste en una línea de aproximadamente 24 km. de extensión, destinada al transporte de pasajeros entre estas dos ciudades.

La ciudad de Zarqa situada al noreste de la capital, es una de las ciudades jordanas que cuenta con un mayor volumen de población del país. Los cálculos realizados por las autoridades indican que esta línea podría movilizar cerca de 100.000 pasajeros cada día y realizar aproximadamente, unos 78 viajes a una velocidad de unos 90 km/h entre la capital y Zarqa. A la fecha, ya ha sido culminada una primera fase iniciada en el año 2017.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar